PRESENTACIÓN DEL BLOG

PRESENTACIÓN DEL BLOG

PRESENTACIÓN DEL BLOG POR PARTE DEL PÁRROCO.

Antonio Bellido Almeida, Párroco.

"Se hace camino al andar"

Antonio Machado.

Comenzamos en el nombre del Señor este Blog que pretende ser la voz de la Iglesia, la voz eulaliense, la historia viva y vívida y el proyecto es vida de vuestra Comunidad Parroquial de Santa Eulalia de Mérida, en Mérida.

"Se hace camino al andar", decía Machado. Habrá que corregirle. Ahora se hace estela al volar. Los potentes medios de comunicación , especialmente "Internet", con el que alucino, sobrevuelan el planeta y al instante. Queremos, pues, sumarnos al progreso y llamar a todas las puertas con nuestras alforjas de palabras, proyectos, ilusiones, historias. Y a compartir y a servir.

"Id por todo el mundo y predicad el Evangelio"(Mt. 28, 19), decía Jesús a la naciente Iglesia. Hoy, nos invita y nos anima desde las fabulosas posibilidades que la técnica pone en nuestras manos. Aquí encontraréis un rincón amigo, una mano tendida, una palabra gratis. Aquí estamos cargados de esperanza en este milenio que vivimos. Aquí encontrarás la piedra y la palabra que nos hablen de la "Bien-hablada", Eulalia.

Aquí tienes la Basílica de Santa Eulalia, alma y almario de una mártir singular, aquí tienes la historia más antigua jamás contada del Cristianismo peninsular. Aquí nos tienes oteando futuros y con los brazos extendidos.

Patrona

Patrona

celestial patrona

Santa Eulalia Celestial Patrona de la Juventud de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

dios te bendigA

DIOS20TE20BENDIGA1.gif picture by amandavivina

tiempo lit.

Tiempo Ordinario. Color Verde.

síguenos

Parroquia Santa Eulalia de Mérida

bASÍLICA mENOR


LA PARROQUIA SANTA EULALIA DE MÉRIDA
DECLARADA BASÍLICA MENOR
POR SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO
DURANTE EL PONTIFICADO DE DON SANTIAGO GARCÍA ARACIL 
Y PREFECTO DE LA CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS DON ANTONIO CAÑIZARES LLOVERÁ.

domingo, 6 de enero de 2013

MANUEL DOMÍNGUEZ MERINO SEGÚN JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ MARTÍNEZ.



NECROLÓGICA:
Manuel Domínguez Merino

José María Álvarez Martínez*

In memoriam


Hace pocas fechas (el 14 de abril de 2008 a los 83 años de edad) Mérida perdía a uno de sus hombres más queridos y admirados por su categoría humana y su reconocida fama como musicólogo, Manuel Domínguez Merino. Con él desaparecía una dilatada etapa de actividad musical religiosa y de iniciativas culturales en nuestra ciudad de la que nuestro buen amigo fue uno de sus más genuinos actores.

La Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eualalia se veía así privada de la continua presencia, querida y cercana presencia, de Manolo Domínguez, eulaliense destacado y a cuya figura deben mucho el culto y la difusión de la figura histórica de Eulalia. 

Pueden creerme que Manolo Domínguez siempre estuvo bien alejado del viejo aforismo senequiano: “…otium sine litteris mors est” pues a lo largo de su vida tuvo en cuenta otra conocida máxima latina: “nulla dies sine linea” y de ahí su ingente labor para mostrarnos los tesoros más preciados de nuestra música sacra, de nuestro rico folklore, además de su reconocida dedicación a los clásicos o a momentos brillantes de la historia extremeña.

Natural, y orgulloso de serlo, de la localidad de Nogales, a comienzos de la década de los cincuenta del pasado siglo, se trasladó a vivir a Mérida, tras pasar por Badajoz, para desempeñar su labor en una conocida entidad bancaria y desde el comienzo de su estancia entre nosotros se vinculó a numerosas actividades, llegando a ser el promotor de importantes iniciativas que dinamizaron la vida cultural de nuestra ciudad.

Su labor ha sido bien destacada como musicólogo, pues gracias a su formación, procurada por las enseñanzas que le impartieron notables músicos extremeños, pudo dedicarse al estudio del rico folklore regional, al que contribuyó con celebradas obras. A su vez, en su afán de dar a conocer las joyas de la música coral española, estudió con tesón el Cancionero de Uppsala, que publicó, en dos volúmenes, en 1998.

Fue un reconocido autor de composiciones de música religiosa, entre las que destacan su “Himnodia eulaliense” y “Canciones para una Niña”, en honor de nuestra excelsa patrona y editadas recientemente.

Además, compuso el que podría ser considerado como el himno oficial de nuestra ciudad, el que tiene como fundamento las célebres frases que dedicó a la veterana colonia, cuando estaba a la cabeza del mundo, el gran político y poeta bordelés Décimo Magno Ausonio.

Fue un gran organista y en condición de tal realizó conciertos y actuó como titular de la Basílica de Santa Eulalia y como Organista Mayor de la Santa Iglesia Concatedral de Santa María la Mayor, en los oficios religiosos celebrados en ambos templos y en el de las Madres Concepcionistas. Igualmente se ocupó de dirigir la restauración de valiosos órganos de las iglesias de Extremadura.

En su decidida vocación musical, Don Manuel Domínguez fundó diversas agrupaciones a lo largo de las últimas décadas en nuestra ciudad. Así, el Coro de Mujeres de Santa Eulalia y el actual Coro de la Basílica, el del Club 67, el de la Escuela de Artes y Oficios y el reconocido Coro Polifónico Trajano. Fue Presidente de la Asociación Extremeña de Corales, que recibió en su día la Medalla de Extremadura

Con su esposa, emeritense, Doña Josefina Cadenas, formó un coro familiar, el Coro Domínguez-Cadenas, de gran calidad que desarrolló un amplio programa de conciertos con el apoyo de nuestras instituciones. Su buen hacer motivó que se le conociera como “el Coro von Trapp emeritense”.

Hombre generoso, siempre colaboró desinteresadamente en todas las actividades de su especialidad para las que fue requerido. Así lo reconocieron en su día diversas instituciones como la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Arte Romano que le otorgó del preciado título de Socio de Honor el pasado año.

Por su impecable formación en Lenguas Clásicas fue un excelente Profesor de Latín y Griego, al tiempo que dicha formación le permitió realizar jugosos comentarios a los más conocidos autores de la antigua Roma, entre ellos Quinto Horacio Flaco, uno de sus preferidos, pues, como él, era ajeno al relumbrón y a la vida hueca: “beatus ille qui procul negotiis…”.

Su amor a la historia regional le permitió un acercamiento a las figuras de algunos de sus más señeros protagonistas o alumbrar retazos de la historia de varios de nuestros pueblos, entre ellos su natal Nogales, donde se presentó, afortunadamente días antes de su óbito, su monografía sobre los avatares históricos de su querido lugar de nacimiento. En aquel Acto, al que tuvimos ocasión de asistir por deferencia de su familia, el Ayuntamiento premió todos sus esfuerzos, su gran obra designando con su nombre a la nueva y excelente Casa de la Cultura.

Su relación, como referíamos al principio, con la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia, fue muy cercana. Nunca dejó de colaborar, al frente de su coro o como organista en los Actos más señalados de nuestra institución: Trecenario, Festividad…… Fue asiduo a las páginas de nuestra Revista desde el principio y nos regaló composiciones bien significativas sobre nuestra Patrona que ya forman parte del más preciado acervo eulaliense, por lo que su nombre figurará siempre con letras de oro en nuestros anales. 

Él, sin renunciar a su lugar de nacimiento, siempre se sintió emeritense y su amplio curriculum así lo muestra. Por su emeritensismo militante, por la labor que llevó a acabo, nuestro Ayuntamiento le rindió un pequeño, así lo reconoció noblemente nuestra primera autoridad, homenaje, avalado por numerosísimas adhesiones. Los cronistas de esta ciudad, entre los que nos incluimos, reiteraremos nuestra propuesta al Alcalde de la ciudad para que se le otorgue un reconocimiento más acorde con su trayectoria. Hay que honrar a quien nos honra. 


*Presidente de la Asociación de la Virgen y Mártir Santa Eulalia
Cronista Oficial de la Ciudad de Mérida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada